ESTABA EN UNA HAMACA CUANDO LLEGARON A MATARLO 

Guayas.- Alrededor de 7 disparos fueron los que terminaron con la vida de Liwintong Leonardo Moncada Muñoz de 22 años, quien quedó sobre la vereda luego del atentado. 

Vecinos del lugar que observaron el hecho indicaron que el occiso se encontraba acostado en una hamaca, cuando individuos llegaron al sitio y comenzaron a dispararle. Luego se dieron a la fuga en un auto.
La muerte del joven fue de manera instantánea, por lo que arribaron elementos de la Policía Nacional para realizar el levantamiento del cadáver.
Según las primeras investigaciones, este hecho violento registrado la noche del domingo 19 de septiembre en las calles García Moreno y Eloy Alfaro en Guayaquil, estaría relacionado con el expendio de sustancias sujetas a fiscalización.

Deja un comentario