HOY SE CONMEMORA EL PRIMER GRITO DE LA INDEPENDENCIA 

Ecuador.- Hoy 10 de agosto se conmemorarán 212 años del denominado ’’Primer Grito de Independencia’’. Para muchos simplemente será un feriado nacional más, no recuperable. 

Pero entre otros aún surgen apasionados debates sobre si el 10 de agosto de 1809 significó el punto de partida para la luz de la Independencia de América del Sur, que le dio a Quito el sello de ’’Luz de América’’, o solo se trata de un episodio puntual de autonomía, en el que un grupo le juró lealtad a un rey que entonces estaba exiliado por presión de las fuerzas napoleónicas.
Uno de los puntos clave del Acta del 10 de agosto de 1809 indica lo siguiente:
“Declaramos que los antedichos individuos unidos con los representantes de los Cabildos de las provincias sujetas actualmente a esta gobernación y las que se unieren voluntariamente a ella en lo sucesivo, como son Guayaquil, Popayán, Pasto, Barbacoas y Panamá, que ahora dependen de los Virreinatos de Lima, y Santa Fe, las cuales se procura atraer compondrán una Junta Suprema que gobierne interinamente a nombre, y como representante de nuestro legítimo soberano, el señor Don Fernando Séptimo, y mientras su Majestad recupere la Península, o viene a imperar». Fragmento del Acta del 10 de agosto de 1809”
El acta se refiere al rey conservador y absolutista Fernando VII, quien era llamado el Deseado.
A su regreso a España en 1814, Fernando VII recuperó el trono, derogó la Constitución de 1812 -promulgada por las Cortes Generales españolas o Cortes de Cádiz-, y reinstauró el absolutismo.
José Joaquín de Olmedo tuvo que esconderse y escapar de España debido a la persecución que emprendió Fernando VII sobre los integrantes de las disueltas Cortes de Cádiz, donde participó el poeta que se convertiría en figura clave de la independencia guayaquileña.
El segundo periodo de Fernando VII en el trono terminó el 29 de septiembre de 1833, cuando murió a los 48 años. Para entonces España -salvo por algunas islas en el Caribe- ya había perdido la mayor parte de sus colonias americanas
El 10 de agosto de 1809 fue destituido el Presidente de la Real Audiencia de Quito, Manuel Urriés Conde Ruiz de Castilla, instalándose una Junta Soberana de Gobierno, teniendo como autoridades principales a Juan Pío Montúfar, II marqués de Selva Alegre, en el cargo de presidente de la junta; y a José Cuero y Caicedo, obispo de Quito, como vicepresidente.
Frente a esto, las autoridades españolas dispusieron eliminar la junta movilizando tropas desde Guayaquil, Popayán y Pasto con la misión de tomar Quito; al ser apresados y condenados, el pueblo de Quito emprendió en acciones para rescatar a los patriotas encarcelados en el Cuartel Real de Lima, hecho que terminó en la masacre de los próceres el 2 de agosto de 1810.

Deja un comentario