BEBÉ CON EL CRÁNEO APLASTADO FUE SEPULTADO A ESCONDIDAS 

Cotopaxi.- Un bebé de un mes de edad que tenía el cráneo aplastado, fue sepultado sin que se notifique a las autoridades sobre su deceso.

Según las investigaciones la cabeza del pequeño pudo ser aplastada «por una estructura o por el cuerpo de una persona».
Según Hipatia Gavilánez, jefa en Cotopaxi de la Unidad de Investigación y Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, de la Policía Nacional, el principal sospechoso en este caso es el conviviente de la madre del bebé.
Se presume que fue quien habría sepultado al neonato sin reportar su muerte.
«La sepultura de este menor de edad fue en el cementerio de Santán Grande. Lamentablemente el administrador del cementerio no solicitó los documentos del caso», indicó Juan Carlos Salazar, comandante de la Policía Nacional en la provincia.
Los abuelos del bebé fueron quienes presentaron la denuncia, por ello, un juez dispuso la exhumación del cuerpo.
Luego de la audiencia de formulación de cargos se dictó prisión preventiva para el implicado, quien fue trasladado hasta la cárcel de Cotopaxi.

Deja un comentario