ASESINOS DISPARARON DESDE UN TAXI

Cañar.- Coky Macero Pinos, oriundo de la capital de Cañar, murió luego de recibir ocho disparos.

Esta muerte violenta ocurrió la tarde de ayer 18 de abril, sobre la vía rápida Cuenca – Azogues, sentido sur norte.
Ciudadanos que jugaban ecuavoley en una cancha cercana, escucharon ocho detonaciones y luego observaron a la víctima en el suelo.
Según el jefe de policía del distrito Azogues, Edison Padilla, Macero estaba junto a un vehículo estacionado, cuando llegó un taxi y desde interior salieron disparos.
Cuando arribaron los agentes policiales al sitio, constataron que el hombre ya estaba sin signos vitales.
Personal de la Dirección Nacional de Muertes Violentas (Dinased) y de Criminalística, en coordinación con la Fiscalía, realizaron las pesquisas del caso.
“Las personas dicen que notaban la presencia de un taxi de manera sospechosa y no han sido advertidas las placas, por esa razón necesitamos las cámaras”, sostuvo el fiscal.
El cadáver fue trasladado hacia la morgue del hospital Homero Castanier para realizarle la necropsia de ley.

Deja un comentario