SU MADRE LO ENCONTRÓ SIN VIDA EN SU HABITACIÓN 

Machala.- Hasta la avenida Circunvalación Sur y Segunda Oeste, barrio Nuevo Pilo, llegó personal de la Dirección de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased) para realizar el levantamiento del cadáver de Pablo Antonio Aguilera Feijoo, de 18 años.

Según un familiar, era cerca de las 01h45 de hoy 15 de febrero, cuando la madre se despertó para ir al baño, pero al tener un mal presentimiento decidió ingresar al cuarto de su hijo.
Ella aseguró que al abrir la puerta encontró colgado a su hijo de una cuerda, entonces llamó insistentemente a su conviviente y juntos lo bajaron para colocarlo en la cama.
Debido a que el joven no reaccionaba decidieron llamar al ECU – 911, que coordinó la emergencia con personal de Dinased.
Los agentes confirmaron que el occiso no tenía señales de violencia y que a la altura de su cuello presentaba un surco. Por disposición del fiscal René Ormaza fue trasladado al Centro Forense.
El padre indicó que desconocía las razones que llevaron a su hijo a tomar esta decisión y que incluso hace poco se había graduado, razón por la que estaba feliz.

Deja un comentario