CARNET DE DISCAPACIDAD, DERECHO PARA PARA UNOS Y PARA OTROS “BENEFICIO” TRIBUTARIO

Machala.- Ante la difusión de autoridades con carnets de discapacidad que utilizaron para importar vehículos, que en Ecuador llegarían a costar hasta 100 mil dólares, varios ciudadanos mostraron su indignación; pues ellos aseguran que conseguir este documento, que por ley le corresponde, es un verdadero viacrucis.

Rita Saltos, para trabajar en una empresa de seguros le solicitaron renovar su carnet, para lo cual se trasladó al Ministerio de Salud, proceso que le tomó cinco meses, siendo obligada a pasar de dependencia en dependencia, médico en médico, y especialista en especialista. Tuvo que aguantar negativas, ya que dudaban de su condición.

La enfermedad que padece no se evidencia en sus rasgos físicos, por lo que le decían: ‘yo a usted no le diera el carnet’, respondiéndoles que no saben lo que siente por dentro, lamentando que más de una vez tuvo que darse la vuelta y salir de los consultorios con el ánimo por el piso.

Por ello, asegura haberse sentido maltratada por el sistema. Según el portal de noticias “La Historia”, varios asambleístas se habrían beneficiado de la obtención de certificados de discapacidad en ventajas tributarias.

De acuerdo con el medio, el esposo de la legisladora Elizabeth Cabezas compró con exoneración un vehículo de lujo en 2014 y otro automotor con los mismos beneficios, en diciembre de 2019.

La Asambleísta, por medio de su cuenta de Twitter, reconoció que su cónyuge sí tiene un carnet de discapacidad otorgado por el Conadis desde 1989, pero aclaró que lo obtuvo por un accidente de tránsito que sufrió hace 36 años.

Otro caso sería el del asambleísta Fabricio Villamar. Importó un vehículo 4×4 “con exoneración de tributos y con fecha 8 de enero de 2020”, según el portal de noticias. Villamar, por medio de Twitter, calificó a la publicación como una verdad a medias. Dijo tener una discapacidad auditiva y que hizo una importación de un automotor por $23.500 y que sí canceló los tributos correspondientes. “Con gusto me someto a una reevaluación”, escribió.

Daniel Salcedo, empresario investigado por corrupción en dotación de insumos médicos en el Hospital Teodoro Maldonado, también consta dentro del registro de discapacitados del Ministerio de Salud, con un 41% de discapacidad auditiva.

Juan Sebastián DeHowitt, director general del Centro de Inteligencia Estratégica, es otro de los personajes públicos que tiene un carnet de discapacidad. DeHowitt está registrado en el Conadis con una discapacidad física moderada del 37%.

El Conadis aclaró que ya no es competencia de esa institución emitir dichos documentos, que esa facultad pasó al Ministerio de Salud desde el 2013. Esta última cartera de Estado no ha informado cuáles son los criterios que la institución usa para otorgar estas certificaciones.

Por: Daniel Alejandro Durán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s