SE SALVARON DE MORIR CALCINADOS

Guayas.- Los miembros de una familia lograron salir a tiempo, al ver las enormes llamas que estaban consumiendo su hogar. Vecinos asustados por el siniestro, no dudaron en llamar a los bomberos que, por la magnitud del flagelo, llegaron con seis unidades.

Ocurrió la noche de este jueves 5 de marzo, en el sur de Guayaquil. Se indicó que luego de 30 minutos de ardua labor, los miembros de la casaca roja controlaron el incendio, evitando que se propague hasta las casas cercanas.

Peritos del cuerpo de bomberos investigan cuáles serían las causas de este hecho.

Por: Daniel Alejandro Durán

Deja un comentario