¡DECLARADO CULPABLE DE VIOLAR A UNA ADOLESCENTE Y GRABARLO EN UN CELULAR!

Pichincha.- Condenado a 29 años y 4 meses de cárcel

Una niña de seis años fue testigo presencial de la violación de su hermana de 16, que además, era grabada por otro sujeto. Ellos aprovecharon de la amistad que tenían e ingresaron a la vivienda en el sector Tumbaco, de la ciudad de Quito.

Según las investigaciones, cuando los sujetos se percataron que la infante estaba viéndolos, pararon la agresión y se vistieron. Le dieron 2 dólares para que no dijera nada y se marcharon dejando a su víctima inconsciente. Ambas menores son hijas de una mujer que labora como guardia de seguridad y que ese día cumplía un turno de amanecida.

Aquella noche, unas horas antes, Luis Gerardo B. Q., de 20 años, controlador de un bus interparroquial en Quito, envió un mensaje a través de una red social a la adolescente para felicitarla por su cumpleaños y para invitarla a comer.

Ella aceptó la invitación, pero su amigo llegó con Manuel M. F. (35 años, conductor del bus) al que lo presentó como su compañero de trabajo. Antes de ir a comer, Luis Genaro le brindó una bebida a la adolescente y ella perdió la conciencia. “Hasta aquí recuerda la víctima”, explicó Belén Luna, fiscal del caso.

La Fiscalía recolectó el testimonio anticipado de la testigo. La niña, en sus palabras, detalló que el “joven que cobraba el pasaje en el bus es el que le hizo cosas feas a mi ñaña”. La menor de edad identificó a Luis Gerardo B. Q. como el agresor de su hermana. Lo conocía, porque todos los días viajaba hasta su escuela en El Quinche –junto con su hermana mayor– en el bus en el que trabajaba el ahora sentenciado y que presuntamente conducía Manuel M. F.

En la sentencia condenatoria, el Tribunal sentenció a 29 años y cuatro meses de privación de libertad contra Luis Gerardo B., el pago de 10.000 dólares como reparación a la víctima y la disposición al Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) de involucrar a la víctima, actualmente de 18 años, su hermana de 8 y su madre en una terapia psicológica no menor a dos años.

Por: Daniel Alejandro Durán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s