AGRICULTORES FRONTERIZOS BENEFICIADOS CON ALBARRADAS CONSTRUIDAS POR PREFECTURA

Arenillas.- Los ríos de la parroquia Palmales, en el cantón Arenillas, lucen completamente secos por la falta de lluvias. Pese a la sequía, los agricultores pueden regar sus cultivos con la ayuda de las albarradas que construyó la Prefectura de El Oro.

A través de bombas, los productores extraen el líquido de grandes reservorios cavados en el lecho de los ríos y lo llevan hacia sus plantaciones. Esos reservorios se denominan albarradas.

Maquinaria del Gobierno Provincial ha construido al momento 90 albarradas, permitiendo que productores de limón, cacao, papaya, plátano, maracuyá y demás cultivos de la zona, no pierdan sus sembríos como consecuencia del estiaje.

Para los agricultores de los sitios beneficiados, como Guarumo, La Bocana, Santa Elena, La Florida y Manabí de El Oro, la obra representa un alivio, pues en esta época, los ríos se vuelven caminos de arena y sin la maquinaria no se podría extraer el líquido.

José Íñiguez, productor local, considera oportuna la intervención de la Prefectura. Asegura que unas semanas más y los cultivos hubieran empezado a dañarse por la escasez de agua.

Santiago Aponte, agricultor, cuenta que todos los años los ríos de esa localidad fronteriza se quedan sin agua. Cree que sin las albarradas, la producción de Palmales se echaría a perder por completo, un hecho que “sería devastador” para la economía de la zona.

El director de Recursos Hídricos del Gobierno Provincial, Edgar Ocampo, explicó que los trabajos se enmarcan en la visión del prefecto Clemente Bravo, que es darle prioridad al sector productivo. “Proteger y dinamizar el agro es una de las metas de esta administración”, expresó.

El presidente de la junta parroquial de Palmales, William Guarnizo, dijo que son más de 1000 hectáreas de cultivos que se benefician con los trabajos. Agradeció al prefecto y calificó como un acierto la gestión realizada a favor del sector agrícola de la frontera.

Jhinson Jaén, vocal del gobierno parroquial, asegura que Palmales es el mayor productor de limón de la provincia, con 800 hectáreas sembradas. Desde allí se abastece al mercado local y nacional. “Nuestro limón va a Cuenca, Guayaquil y Ambato”, comentó.

Indicó que las albarradas son una solución inmediata que permite mitigar el problema de la sequía y evita perjuicios al sector agrícola.

Fuente: Prefectura de El Oro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s