DIO SU VIDA POR SALVAR A SU HIJA Y SOBRINO

Guayas.- En medio de la consternación de sus compañeros, la tarde de ayer, 1 de octubre de 2018, los elementos del Cuerpos de Bomberos de Guayaquil rescataron el cadáver de Agustín Reina Ayala, de 40 años, tras morir ahogado en el estero Salado.

Según sus allegados, cuando los niños se lanzaron a nadar empezaron a pedir ayuda, por lo que Agustín, que era bombero voluntario desde el 2006, se arrojó al agua para rescatar a su hija y sobrino. Su hermana, Esperanza Reina, mencionó que “Al parecer, cuando trató de empujarlos para sacarlos, él resbaló y se hundió”.

Desde ese momento comenzó la búsqueda a la que se unieron elementos del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil (BCBG) y buzos del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Policía Nacional. Aproximadamente a las 13:00 el hombre fue localizado sin vida cerca de donde rescató a los dos menores.

Por: Daniel Alejandro Durán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s