NIÑO SECUESTRADO Y LLEVADO A PERÚ ES ESPERADO CON ANSIAS

A sus apenas 4 años, Matius se convirtió en el “hombre de la casa” cuando su papá se suicidó el pasado 6 de enero. El niño vivía con su mamá, sus dos hermanas y su abuela hasta que un hombre allegado a su padre, de nacionalidad peruana, lo secuestró hace 12 días. El hecho ocurrió en el sector Las Marías, en Monte Sinaí, en el noroeste de Guayaquil.

Para Belén, su madre, estos días han sido eternos. Ha disminuido su peso, ya que “no comía por la desesperación”. Pero ayer se mostró más tranquila, incluso ya pudo probar un bocado, pues recibió la noticia de que en esta semana podría reencontrarse con su hijo porque la Policía peruana lo había recuperado en Trujillo (norte peruano). Así le informaron agentes de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes.
La madre dijo que el presunto secuestrador, que era compañero de trabajo de su esposo, estuvo varios días ‘cazando’ una oportunidad para llevarse al niño. Como ella trabaja de recicladora en el centro de la ciudad, su madre cuida a los menores.
El día del secuestro, según Belén, para quedarse solo con el niño los mandó a todos con golosinas a sus casas. “Le dijo a mi hija que venga a dejarle unas papas a la niña de dos años, y a lo que regresó a la tienda vio que el tipo ya no estaba y gritó: mi ñañito, mi ñañito”, relató la mujer.
Agregó que en ese momento su madre acudió a una Unidad de la Policía Comunitaria de la zona para pedir ayuda, sin embargo, le dijeron que tenía que esperar 24 horas. “Acá todos mis vecinos salieron a buscarlo, pero la policía les dijo que tenían que esperar. Mis vecinos lo hubieran agarrado en la entrada de la 8, o en el terminal, pero no se pudo coordinar nada en ese momento a pesar de que sabíamos que él se lo había llevado”, sostuvo la señora.
Al día siguiente, la madre inscribió al niño en el Registro Civil, pues por pérdida del documento de nacido vivo y por desacuerdos con el papá no lo había hecho antes. Luego puso la denuncia en la Fiscalía.
Según versiones policiales y familiares, el secuestrador quiso aprovecharse de que el niño no estaba inscrito para hacerlo pasar como hijo propio.
Según Belén, el ciudadano peruano le prometió a su ex esposo, antes de morir, hacerse cargo del niño porque al parecer habría sido su “pareja”. Ella no lo sabía. Esta situación consta en el reporte policial.
El fiscal Walter Suárez investiga el caso como trata de persona, delito que tiene una pena de hasta 16 años. tttt
Carlos Fuel, jefe de la Dinapen zona 8, afirmó que la Policía peruana logró ubicar, capturar a esta persona y quitarle al niño. (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s