UN BEBÉ QUEDÓ HERIDO Y SU PADRE ASESINADO DE 12 DISPAROS

Bolívar.- Édgar Arana estaba acostado en una hamaca con su hijo, de 10 meses de nacido, cuando dos hombres entraron en su casa y le dispararon. El ciudadano, de 33 años, recibió 12 balazos y su vástago, a quien cubrió con su cuerpo, le cayeron tres.

El crimen sucedió a las 21:30 del jueves, en el cantón Las Naves, provincia de Bolívar. Édgar falleció y su bebé se encuentra con pronóstico reservado en un hospital de Guayaquil, donde fue trasladado.
 
Un testigo mencionó a los agentes de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida (Dinased) que vio a dos hombres huyendo en una moto, color rojo. Se presume que el móvil fue una venganza. (I)
 

Deja un comentario