TRAS ROBARLE EL CELULAR SUFRIÓ UN INFARTO Y FALLECIÓ

Guayas.- Luego de haber sido víctima del robo de su celular a bordo de un bus de la línea 27, Luis Murrieta Ochoa, de 54 años, se acercó a un patrullero en las calles Décima y Portete, en el suburbio de Guayaquil, a solicitar ayuda, pero se desplomó. A la llegada de los paramédicos intentaron reanimarlo, pero este había fallecido.

Testigos de la zona comentaron que un antisocial se bajó de la unidad de transporte, y el afectado bajó atrás, desesperado y gritando por ayuda, pero al llegar a los agentes cayó al piso, presuntamente al sufrir un infarto.
Foto: Aldía.com.ec

Deja un comentario