AUNQUE LO ACUSAN DE ABUSO, PROFESOR SIGUE DANDO CLASES EN DÉLEG

Azogues.- Un informe del Ministerio de Educación, distrito Azogues, reveló el malestar que todas las niñas del sexto y séptimo año de básica tienen hacia un profesor porque “les toca su cuerpo”. La Fiscalía de Cañar lo acusa de abuso sexual, pero las autoridades lo mantienen en la institución, junto con las presuntas víctimas, se indicó.

Fue en la escuela pluridocente Alejandro Humboldt, en la parroquia rural Hornapala, cantón Déleg, consta en una denuncia de febrero pasado que puso una madre en la Fiscalía. La mujer se indignó al escuchar la historia de su hija de 11 años, que entre llantos describía cómo el docente les tocaba el cuerpo a seis estudiantes, mientras revisaba las tareas en el aula. Les rozaba el pecho y los glúteos, según la víctima.

El caso fue denunciado a la Dirección Distrital del Ministerio de Educación y en un informe posterior –realizado el 13 de febrero pasado por Belén Andrade, del Departamento de Consejería Estudiantil (DECE)– se identificó que en el plantel existe violencia de tipo sexual, física y psicológica, en la modalidad institucional.

Según la madre, los demás padres desistieron de seguir acciones legales porque los habrían amenazado de que si el maestro era removido, la escuela –que trabaja con tres profesores– se cerraría.

Para la directora distrital del Ministerio de Educación, María Fernanda Cabrera, ese informe del DECE servirá para el proceso de sumario administrativo, pero no se reubicará al docente hasta que la Junta de Resolución de Conflictos emita un dictamen. Por la presión psicológica, la madre que continúa con la denuncia se vio obligada a cambiar a su hija del plantel para que no vea a su agresor.
Fuente: Diario El Universo

Deja un comentario